Atrás

 

La Reserva - Ubicación - Objetivos - Historia

La Reserva Natural Querandí fue creada con el objetivo de "conservar la biodiversidad y el ecosistema de dunas costeras en su estado natural." Conformada por ambientes de dunas, bañados, pastizales y playa.

Fotos Claudia Gorski

La Ordenanza 1487 del 18 de noviembre de 1996 la declaró Reserva Natural Municipal . La implementación de la misma se encuentra en estado incipiente, no contando con la infraestrustura y personal necesario para su manejo y conservación.

La República Argentina posee un paisaje casi único en el mundo a lo largo de su costa atlántica, conformado por un ecosistema de dunas costeras y acantilados, un tramo único de 180 km. de extensión (3% de la extensión total del litoral continental), cuyas extraordinarias condiciones físicas, climáticas y panorámicas lo hacen un lugar privilegiado. Se trata de playas con dunas formadas por la acción del viento a partir de las salientes que podemos reconocer por la ubicación de los faros: Punta Médanos, Querandí y Punta Mogotes.

Las forestaciones y urbanizaciones llevadas a cabo durante este siglo a lo largo de la Costa Atlántica Bonaerense han contribuido a la modificación del ecosistema nativo. Así las grandes extensiones de dunas que constituían el paisaje original en estas costas, fueron mermando en la medida en que se iban desarrollando las diversas localidades turísticas de la Provincia de Buenos Aires.

La Reserva Natural Faro Querandí constituye la última porción importante del ecosistema de Dunas costeras que se encuentra en su estado natural, se han transformado “en el último relicto de morfología eólica” (Codignotto, 1996), es decir, que prácticamente es el último lugar con médanos vivos, vírgenes con están dimensiones.

Resguarda gran cantidad de especies, algunas endémicas como la lagartija color arena Liolaemus Multimaculatus y el Tuco-tuco y otras en peligro de extinción como la Monjita Dominica (Xolmis dominica). Muchas de ellas constituyen recursos actuales o futuros de notable importancia como lo son las plantas medicinales.

La zona en cuestión es un recurso natural, cultural, paisajístico y turístico inigualable de la costa marítima de la Provincia de Buenos Aires.

Actualmente el área se está revalorizando porque su existencia garantiza el flujo de sedimentos (arena) tan necesario en las playas que se encuentran al norte en donde se manifiestan importantes signos de erosión costera.

Otro atributo importantísimo es el reservorio de agua potable que existe bajo las dunas.

Ubicación

La Reserva Natural Querandí está ubicada en la zona sur del partido de Villa Gesell, provincia de Buenos Aires, Argentina. Sobre la Costa Atlántica, a aprox. 5 km de Mar Azul.

 

Son algo más de 5757 hectáreas de dunas junto a la costa atlántica con una extensión sobre ella de 21 km., y tiene un ancho variable de 3 km., donde la amplitud de las playas es uno de los rasgos más característicos.

Límites de la Reserva

Al oeste limita con con estancias de dominio privado, Medaland, Querandí, de la familia Arbelaiz y otra estancia de la familia Santa Marina, el limite corresponde también al límite del partido, el cual linda con el partido de Madariaga. Este límite también es difuso, hay alambrado pero no corresponde a una demarcación clara, es una disputa que data desde que se creó el partido de Villa Gesell. (En varias ocasiones hemos notado como este alambrado fue corrido ganando terreno para el campo privado). Cabe destacar que la estancia Medalánd fue nombrada sitio AICAs.

Al norte limita con un emprendimiento de forestación de dunas perteneciente a la cooperativa de teléfono de Villa Gesell, COTEL Ltda.

Al sur limita con el partido de Mar Chiquita donde comienza la Reserva de Biósfera provincial Mar Chiquita.

Al este está marcado por la franja de medida media de la línea máxima de marea del Océano Atlántico.

A la RNMFR se accede por playa con vehículos 4x4, a pié o a caballo desde el balneario de Mar azul, el cual se encuentra a 5 km al norte del comienzo de la reserva y a 10 km del Faro. O por la ruta 11 a 7 km al sur del acceso a Mar Azul, se encuentra un campo privado que  se llama Playa querandí, el cual cobra una servidumbre de paso, (que no debería), desde el cual podemos llegar hasta el comienzo de la Reserva a unos 10 km del Faro.

En el caso de transitar con vehículos hacerlo a una velocidad máxima de 30 kms. y por el centro de la playa que es la zona más inerte, pero teniendo extrema precaución a la aparición de nidos y pichones del ostrero ya que nidifica sobre la arena sin ningún tipo de refugio.

Para la conservación de este maravilloso ambiente con sus seres vivos y por su seguridad recomendamos la contratación de las excursiones que ofrecen las empresas prestadoras de servicio de la zona.

Prestadores de servicios

 

 

Objetivos propuestos para la Reserva Natural Municipal Faro Querandí.

· Preservar el ecosistema de dunas costeras en su estado natural.

· Contribuir al mantenimiento de la diversidad biológica y asegurar la existencia de reservorios genéticos, mantenimiento de material vivo con potencial para la obtención de beneficios útiles a la humanidad.

· Disponer permanentemente de patrones de referencia respecto a ambientes modificados por el hombre (acciones antrópicas)

· Repoblación o reimplantación de especies autóctonas amenazadas o raras.

· Proteger y /o albergar especies migratorias, endémicas, amenazadas o raras, especialmente cuando el área constituya un hábitat crítico para su supervivencia. Proveer de lugares para nidificación , refugio, alimentación y cría de especies naturales, especialmente cuando éstas se hallen inmersas en zonas alteradas o de uso humano intenso.

· Conservar el patrimonio histórico existente y aquellos otros patrimonios que pudieran descubrirse posteriormente.

· Promover la divulgación de las características de este ecosistema. Desarrollar la concientización de la población respecto a la conservación de esta área natural y del medio ambiente en su conjunto.

· Regular las acciones antrópicas dentro de la reserva, reprimiendo severamente aquellas que no sean compatibles con los objetivos de conservación de la R.N.M.F.Q.

· Proteger y preservar los suelos susceptibles de degradación y la cuenca hídrica.

Determinación de los requerimientos para el cumplimiento de los objetivos propuestos.


1. Realizar estudios de impacto y monitoreos para determinar la zonificación de la R.N.M.F.Q. que según ordenanza nº 1487/96 se dividirá en tres zonas : intangible, de amortiguación y experimental. Los estudios podrán realizarse mediante convenios con Unidades Académicas e Institutos abocados a la investigación biológica y geológica.
2. Afectar a la reserva de un cuerpo de guardaparques debidamente reconocidos, capacitados y equipados.
3. Contribuir con el rescate de fauna marina.
4. Mantener una relación fluida con los vecinos (Armada, Galatti, Reserva Mar Chiquita, campos privados), policía, bomberos, y otras entidades.
5. Recabar datos estadísticos del público que ingresa a la Reserva (procedencia, duración de la estadía, motivo de la visita, cantidad de personas y vehículos).
6. Construir la infraestructura mínima necesaria para la recepción de visitantes en la zona de ingreso.
7. Brindar información, asesoramiento y asistencia a los visitantes.
8. Lograr el reconocimiento de la Reserva a nivel provincial cuyo entorno sea declarado Refugio de Vida Silvestre y anexando las playas del litoral marítimo.
9. Definir los límites de la R.N.M.F.Q.
10. Facultar al área de Medio Ambiente para que las Reservas queden bajo su competencia.

Construcciones necesarias para el área :

· Casilla de recepción al ingreso de la R.N.M.F.Q. ubicada a pié de médano.
· Carteleria.

Historia

Reserva Natural Municipal "Faro Querandí"

Creada por Ordenanza Nº 1487 del 18 de noviembre de 1996, tiene por objeto preservar integralmente el ecosistema de dunas costeras en su estado natural, junto con las especies de flora y fauna que en él habitan.
Esta Reserva está caracterizada como de Uso Múltiple, donde se realizan aquellas actividades que no afectan el medio natural, tales como la investigación científica, el turismo y la educación, donde es posible además llevar a cabo estudios de manejo y conservación del ecosistema.

A) Zona Intangible (Núcleo)
Definición: Son los sitios mejor conservados en donde las actividades humanas han tenido un impacto nulo o poco significativo. “Subdivisión dedicada a la conservación”, según la ley provincial 10.907.
Objetivos: Proteger totalmente los sitios de anidación, descanso y aquellos utilizados como paraderos nocturnos por las aves presentes en la Reserva; proteger totalmente los ecosistemas representativos, así como los procesos ecológicos y del germoplasma en ellos contenido; constituir sitios para la realización de investigación científica no manipulativa; servir como "patrón", para poder evaluar los cambios ocasionados por el uso humano de ecosistemas similares.
Delimitación: Límite norte: a partir del límite sur del bosque de la Armada Argentina, trazando una línea imaginaria (dirigida hacia el oeste) hasta el límite oeste de la Reserva; límite sur: el límite sur del Partido de Villa Gesell; límite este: la línea de las altas mareas normales desde el límite norte hasta el límite sur; y límite oeste: alambrados lindantes con los campos privados.
Normas generales de uso: El único uso humano permitido es el de la investigación científica, fundamentalmente de tipo ecológico básico. Se excluyen de esta zona las actividades pesqueras, la explotación de recursos renovables y no renovables, los asentamientos humanos, las actividades agrícolas y pecuarias, los senderos, las líneas de conducción, los vehículos motorizados y las visitas turísticas.
No se permitirá el cambio de uso del suelo en la zona, quedando prohibida la modificación de la vegetación rasante, herbácea arbustiva y arbórea, que crezca en forma espontánea en la superficie de la zona con excepción de las especies alóctonas o exóticas que deberán ser erradicadas. En este caso se considerarán como especies alóctonas, a todas aquellas especies que no estén presentes en forma natural en la Reserva, y que no forman parte de la flora nativa de la zona dunícola o de la zona de pastizal pampeano y que puedan colonizar la Reserva como efecto de procesos naturales sin la ayuda del hombre.
Queda prohibida cualquier actividad que signifique la extracción de materiales minerales o el movimiento de éstos.

B) Zona de Amortiguación
Definición: Son las áreas al interior de la Reserva en donde se realizan las actividades humanas, así como aquellas que aunque formalmente no están incluidas dentro de la Reserva, funcionalmente guardan una estrecha relación con la misma y en donde se realizan las actividades pesqueras, agropecuarias, turísticas y se ubican los asentamientos humanos. “Area que circunda y protege a la zona intangible, y en la cual pueden evaluarse los efectos de la manipulación del paisaje sobre la estructura y función de los ecosistemas” (ley 10.907).
Objetivos: Proteger la zona restringida (concepto de zona núcleo) de la Reserva de los impactos causados por las actividades humanas; promover la inve y de uso potencial; dar continuidad a las actividades productivas promoviendo su sustentabilidad y mejorándolas con base en las normas resultantes de las investigaciones al respecto; generar modelos de desarrollo y de utilización de los recursos naturales que sean aplicables al resto de la región biótica; ofrecer oportunidades para la educación y recreación pública. Y “las actividades que aquí se desarrollan están organizadas de modo que no sean obstáculo para los objetivos de conservación de la zona núcleo, sino que aseguren la protección de ésta” (Programa “El Hombre y la Biosfera”).
Delimitación: al norte: límite norte de la Reserva; al sur: límite norte de la zona intangible (quedaría incluido en esta zona el predio de la Armada Argentina); al este: la línea de las altas mareas normales desde el límite norte hasta el límite sur; y oeste: alambrados lindantes con los campos vecinos.
Normas generales de uso: Cualquier actividad que se realice en la zona requiere del permiso, concesión o autorización expresa de la Administración de la Reserva.

 

C) Zona Experimental (Transición)
Definición: “Unidad establecida para evaluar los principales efectos antropogénicos (contaminación, cultivo, cambios en la utilización del terreno), sobre la estructura y funciones ecosistemáticas locales y regionales” (ley 19.907). “Es la zona externa de la reserva, en ella se pueden localizar asentamientos humanos, desarrollar diversas actividades agrícolas, ganaderas, forestales y de aprovechamiento de fauna y flora”. Aquí las poblaciones locales, organismos de conservación, científicos, asociaciones civiles, grupos culturales, empresas privadas y otros interesados deben trabajar en conjunto en tareas de gestión y desarrollo sostenible de los recursos de la zona para el beneficio de sus habitantes” (MAP).
Objetivos: Ofrecer oportunidades para la visita de estas áreas en forma tal que no se afecten negativamente. 
Delimitación: Comprende la zona media de playa desde el ingreso a la Reserva hasta el Faro Querandí; el área que limita al norte con el límite norte de la Reserva, al sur, con una línea imaginaria paralela a ese límite y a 800 metros de distancia, al oeste, el límite oeste y al este, la línea de las altas mareas normales.
Normas generales de uso: Al interior de la Reserva se desarrollarán las actividades pesqueras, ecoturísticas, pedagógicas y de investigación con las regulaciones que considere la Dirección de la Reserva.
Al exterior se desarrollarán actividades turísticas y asentamiento de poblaciones con regulaciones ambientales específicas.

 

Faro Querandí

Ubicado casi en la mitad costera de la Reserva Natural se encuentra el predio de la Armada Argentina que consta de 40 hs. donde fue instalada la baliza Querandí en el año 1916 en el mismo sitio donde se ubica actualmente el "Faro Querandí" el cual representa uno de los sitios de mayor valor histórico del lugar por tratarse de la primera construcción erigida en el territorio de nuestro actual partido Villa Gesell, en el año 1921 y 1922, diez años antes de la llegada del pionero Carlos I. Gesell, fundador de la ciudad. En la década de 1920 se plantaron los pinos, aromos y acacias que dieron al paraje es aspecto menos desolador.


El "Faro Querandí" con sus cincuenta y cuatro metros de altura es uno de los más altos de la Costa Bonaerense, sólo superado por el de Recalada en Bahía Blanca. Consiste en una torre troncocónica de mampostería y garita superior, con equipo de emergencia a gas y un alcance lumínico de 18 millas marinas, lo que equivale a casi 20 kilómetros de distancia, aunque dentro del agua parecieran muchos más. Está rodeado de un sorprendente bosque exótico implantado por el hombre, y es un muy importante atractivo dentro de la oferta turística de Villa Gesell. Comenzó a funcionar el 27 de octubre de 1922 y aún está en servicio. Posee 276 escalones en forma de caracol y está pintado con seis franjas negras y cinco blancas. Su elevación sobre el nivel del mar es de 65 metros. La situación geográfica del faro es: Latitud 37º 27'52" S Longitud 57º 06'51" W.
Al momento de su construcción el paisaje sólo estaba representado por dunas vírgenes como en el resto de la Reserva, razón por la cual fue aún más meritoria la tarea de su emplazamiento, teniendo en cuenta que el transporte de los materiales se realizó en carretas desde el poblado más cercano, Macedo, a más de cincuenta kilómetros del lugar.

Como todos los faros que pueblan el litoral marítimo, el Querandí técnicamente es un punto estratégico de posicionamiento en la costa que nos permite ubicarnos geográficamente cuando estamos mar adentro, y de no ser por su vigencia y permanencia, los accidentes náuticos serían muchísimo más frecuentes.

El faro toma el nombre de la punta homónima, que a su vez recuerda a los antiguos habitantes del lugar.

Estas construcciones, especies de torre alta con luz en la parte superior,  sobre las costas tienen por fin orientar a la navegación durante la noche. Este sistema data de tiempos muy remotos y se lo utilizó y, aún hoy se sigue usando, en todas partes del mundo. Están divididos en Faros de Primer orden, espaciados en general en unos 70 kilómetros (14 leguas marinas) que sirven para reconocer los parajes, y para los buques que llegan de alta mar. Los de Segundo Orden  indican los escollos, bahías y radas y los de  Tercer Orden señalan las pasas, la embocadura de los ríos y la entrada de los puertos. Cada orden de faros tiene sus luces especiales: los unos son de luz fija e iluminan constantemente todos los puntos los puntos del horizonte; otros son de luces giratorias o intermitentes. En éstos últimos, el tiempo que separa un destello de otro es constante para cada orden de  faros y da el carácter distintivo de la luz. Otros dan una luz fija variada por destellos periódicos muy brillantes. Los colores más usados para las costas son el blanco y el rojo.
En nuestro litoral marítimo hay cerca de 70 faros, muchos en funcionamiento y otros fuera de servicio pero adaptados hábilmente como alojamientos para turistas e incluso los hay de muy buen nivel de prestación.

 

Pueblo Querandí

Los querandíes tenían como hábitat el centro de lo hoy se conoce como la ciudad de Buenos Aires, extendiéndose por el norte hasta las cercanías del río Carcarañá, el este de su territorio estaba limitado por el río de La Plata, el límite sur no está muy determinado, pero estaría situado más allá del Salado, mientras que el oeste llegaría hasta las Sierras Grandes de Córdoba. Se extendían por toda la Pampa, de ahí que durante mucho tiempo se los llamara "antiguos pampas".

El nombre Querandí, si bien fue dado por los españoles que entraron en contacto con ellos, los que primero los llamaron Querandíes, fueron sus vecinos Guaraníes. Estos los llamaron así, debido a la costumbre de comer grasa cruda. En lengua guaraní "quira" significa grasa y "ndi" es un sufijo posesivo, esto daría una traducción libre de "gente que tiene grasa" o "gente con grasa".

Los querandíes pertenecían al grupo étnico Patagónico, como los demás aborígenes nómades de la llanura, siendo por lo tanto de talla alta y conflexión robusta, cabeza alargada. La base fundamental de su alimentación era producto de la caza de guanaco, ñandú y cérvidos de la región. La grasa cruda era considerada un manjar. También aprovechaban la pesca en los ríos de la zona. La pesca la realizaban con redes. Al pescado le sacaban la grasa y lo dejaban secar al sol, luego lo pulverizaban hasta convertirlo en una especie de harina que almacenaban, también hacían una especie de manteca de pescado. Durante sus correrías y si había escasez de agua, lo primero que hacían era beber la sangre de la presa cazada, también comían la raíz del cardo o de otras plantas que almacenan abundante agua.
Al ser un pueblo nómade no tenían un lugar fijo de residencia, sino que se movían por todo el territorio pampeano. Su vivienda era como un paravientos hecho de pieles de guanaco y cérvidos cosidos con tendones y sostenidos por una estructura de palos. Usaban una especie de taparrabos o pequeñito delantal de algodón, que era obtenido por comercio con los pueblos del norte, completándolo con una especie de túnica de pieles.
Entre las armas utilizadas figuran las boleadoras, el arco y las flechas, cortas y como punta un trozo de pedernal muy filoso. También hondas y dardos. Fue un pueblo belicoso.

En 1548 aparece en la obra "La cosmografía universal" de Thevet una recopilación del idioma querandí, hecha por el autor en el río de La Plata. Igualmente hasta el día de hoy no hay coincidencias entre los investigadores sobre la lengua querandí. Esto se debe principalmente a la pronta desaparición del grupo al poco tiempo de entrar en contacto con los blancos.